Quienes somos

Nuestros valores

Todos los seres humanos merecen respeto; por lo tanto, es esencial la eliminación de toda forma de discriminación.

En las oportunidades educativas y laborales, en acceso a servicios, y todo ámbito.

Combatir la desigualdad es un compromiso de toda persona, del Estado y de la sociedad civil con quienes tienen menos oportunidades.

Valoración del trabajo del hogar remunerado como el reconocimiento a una ocupación digna, que implica derechos y obligaciones de empleadores y de trabajadoras.

Niñas/os, adolescentes y mujeres como sujetos de derechos que deben ser promovidos y respetados.

Creamos un espacio comunitario en el que las trabajadoras del hogar se sienten y se saben comprendidas, escuchadas, acompañadas y parte de nuestra organización, convirtiéndose en agentes de cambio.

Fomentamos la sororidad entre mujeres, creando alianzas solidarias y duraderas que contribuyen a mejorar las condiciones de trabajo, el respeto y la inclusión social de quienes trabajan en servicio doméstico.